El ciclo de la estupidez


Mis vecinos tienen verjas y ventanas, 2010

La estupidez

Ayer fue viernes negro, el día ese pendejo de ir a comprar cosas como demente o sea otro viernes mas del calendario consumista, solo que en este se celebran descuentos desde la madrugada del jueves y la gente hace filas, donde se empujan ridículamente para pagar “menos” por cosas que al final son inútiles.
Mientras ellos buscaban dónde abandonar los billetes verdes, me quedo despierta hasta largas horas de la madrugada, acá donde el clima es deliciosamente frío, esperando a Godot…
Se había comentado en mi trabajo esta semana que no se sabe la fecha de cobro pues aun no han aprobado el programa. Con el bolsillo jadeante, salí en la tarde negra y compré un boleto de lotería (raspa y gana) y ni siquiera el reintegro de $1 me saludó.
Se supone que mi beca universitaria fuera depositada en mi cuenta de banco hoy 27 de noviembre de 2010. La misma con la que pretendo comprar dos malditos libros que probablemente serían mucho mas útiles hace 4 meses atrás. Así como mi fe ciega fue depositada en las palabras de mi oficial (la encargada del dinero federal), encontré la cuenta de banco vacía espiritualmente.

La caída

Las metidas de pata que han sido evocadas en los pasados dos meses jamás serían aceptadas por un rebuznante toro que habita en tierras tercas, astrológicamente hablando. Pero recientemente lo vi todo transparente como vaso con agua de manantial. Y qué horror es darse cuenta de que has cometido errores muy estúpidos que te desvalorizan como persona. Para eso está la gente que te ama hasta cuando no saben por que tratas de huir de ellos, para decirte a la cara que dejes de ser tan idiota. No era importante esta acción para saber que me amaban, pues ya lo sabía (o eso pensé), mas bien esto fortaleció cada memoria que tengo de ellos.
Las caídas no fueron de tan alto, pero si me hicieron perder tiempo. Tiempo que puedo usar para escalar otras montañas… tiempo para seguir esperando a Godot.

Los pedantes

Aparte de reconocer la falta de malicia, también descubrí un séquito de gente abominable a mis alrededores. Gente innecesaria en el mundo o debería decir mi mundo para ser realista. Queden subordinados todos aquellos que faltan el respeto a quienes quiero, todos aquellos que me miran sobre el hombro, los que dicen estar anonadados por la irresponsabilidad vil cuando son ellos los demonios, esos que disfrutan de sus lenguas viperinas y de sus juegos de poder. Me alegra saber que están ahí. Sonrío porque ahora puedo desarrollar motivación al destruirlos con la ironía de la realidad y la apatía genética.

Los eternos

Retomando mis realidades mas próximas, dejo como recordatorio que mis planes en la tarde de hoy fluctúan entre cortar las puntas de mi subdesarrollado cabello, aceptar que tengo que comenzar hacer mis trabajos finales de la universidad y lavar, secar y guardar ropa, brochas y cerebros.

Dear english readers: Yes, this is just another rant about burying things and a picture with a bow in my head.

More inspiration

4 Comments

  1. stuff from rio grande

    Hay tu. Cualquier cosa uno siempre puede mirar atras a dias mejores para consuelo.

    En los dias de mi papas siempre se compraba menos.
    En los dias de mis papas la gente era menos maliciosa.
    En los dias de los dias de los papas de mis papas, el mundo era mejor.

    Ah y la responsabilidad no se extendia mas que hacia uno mismo, los de la misma sangre de uno (biologicamente o escogidos), y a las creencias de uno.

    Pero pues, ya que, que se joda estamos aqui y como te veo todos los dias pues que tengas mucho frio en naviddades!

  2. I hope that you were able to get paid on time. A mi me falta mucha malicia yo creeo que por eso es que la mayoria de las personas siempre me cojen de boba y poden decirme cualquier cosa y yo me lo creo.

    On a side note you look great & it’s been really cold lately here to. Yesterday I spent the day wrapped up in a blanket. Today the sun came out.

whisper